Letras Traducidas 70, 71 y 72 – “The Portland Sessions”. BARNA HOWARD.

Vuelvo a postear hoy, por fin, después de meses sin hacerlo. Y lo hago espoleado por un descubrimiento magnífico, descubrimiento que le debo al gran Pepe Prieto y a su blog Hotel Arizona Radio Enlace, parada y fonda musical que me ha proporcionado innumerables alegrías desde que en él me hospedo regularmente. De visita inexcusable, hacedme caso: rapiñad de su generoso derroche de conocimiento y buen gusto, el Pepe es un maestro y enseña lo que sabe gratis, angelico.

Dicho lo cual, a lo que vamos: Barna Howard es un jovenzuelo de Missouri que acaba de publicar su primer álbum, DEBUT. Ahí está, en la red, para que quien quiera le dé una primera escucha. El disco es una joya de cabo a rabo. La producción, tosca y sin más hierro que la guitarra y la voz, resalta a la perfección las virtudes tanto de los temas como de las interpretaciones del tal Barna, que es, por cierto, un cantante fuera de serie. Folk, blues, country, americana o como se le quiera llamar, ejecutado con un estilo estilo tan austero como lírico. El niño parece provenir de la misma estirpe que Van Zandt, Cohen, Drake, Dylan, y si bien no inventa nada, las canciones son redondas, incontestables.

Aquí cuelgo un precioso concierto breve para corroborarlo. Barna interpreta “Promise, I won’t laugh”, “Song for Joe” y “Timber, nails and tears”, las tres incluidas en el elepé y traducidas por el menda un poco más abajo. Dadme las gracias por correr la voz de semejante maravilla, me las merezco. Yo, por mi parte, se las doy al propio artista, que muy amablemente me proporcionó los textos por escrito. Thanks for everything, Barna!

PROMISE, I WON’T LAUGH

Tell me what you’re thinking,
I promise, I won’t laugh,
There ain’t no laughter here, anymore.
Can’t you tell I’m lost, by the way I reappear,
Wishing on the words you’d said before.

While time went by, things got good,
Even though we’d changed our plans.
I’d thank you now, if I could,
For tossing me to the wind.

Ain’t it funny what you can find,
Between the lines of a goodbye kiss.

Well, if I go to see you, in a New York catacomb,
I’m sure I’d probably feel the same.
But don’t say you’re sorry, even though you’ve heard me try,
There ain’t no sense in forgiving pain.

While time went by, things got good,
Even though we’d changed our plans.
I’d thank you now, if I could,
For tossing me to the wind.
Ain’t it funny what you can find,
Between the lines of a goodbye kiss.

PROMETO QUE NO ME REIRÉ

Dime en qué estás pensando,
prometo no reírme,
se acabaron las risas para siempre…
No puedes decir que estoy perdido,
por la forma en que vuelvo a aparecer
Alentado por las palabras que dijiste…

El tiempo pasó, las cosas se arreglaron,
A pesar de que nosotros cambiáramos de planes…
Y ahora me gustaría agradecerte, si pudiera, que me lanzaras al viento…
¿No es divertido lo que se puede leer entrelíneas en un beso de despedida?

Si fuera a verte, en una catacumba de Nueva York,
estoy seguro de que probablemente sentiría lo mismo.
Pero no me pidas disculpas, aunque me hayas oído buscarlas,
no tiene ningún sentido perdonar el dolor.

El tiempo pasó y las cosas se arreglaron,
Aunque nosotros cambiáramos de planes…
Y ahora me gustaría agradecerte, si pudiera, que me lanzaras al viento…
¿No es divertido lo que se puede leer entrelíneas en un beso de despedida?

SONG FOR JOE
When he goes walking, on down the road,
His head is high up in the clouds.
He ain’t much for talking, or so I’m told,
The friend of mine who can’t be found.

But when we turned around,
well, there he was,
To our surprise, coming back for us.

Yeah, he don’t laugh now, and he don’t cry,
Well, I wish he’d stop and wonder why,
He’s all hooked up, on a precious thing,
Between a needle point and a rubber string.

But when we turned around, well, there he was,
To our surprise, coming back for us.

The last time we spoke, it had been a year,
He’d lost his mind, so we gave him tears,
Though, we tried our best to do what we could,
For the friend we thought was gone for good.

But when we turned around, well, there he was,
To our surprise, coming back for us.
CANCIÓN PARA JOE

Cuando él pasea, calle abajo,
Levanta su cabeza hacia las nubes,
es hombre de pocas palabras, o eso me han dicho,
mi amigo al que no puedes encontrar.

Pero cuando nos damos una vuelta,
bien, ahí está él,
para sorpresa nuestra, volviendo a nuestro encuentro.

No, él ahora no ríe, él no llora,
me gustaría que se parara a pensar
y se preguntara por qué…
Él está enganchado, enganchado a algo precioso,
Entre la punta de un aguja y un elástico de goma.

Pero cuando nos damos una vuelta,
bien, ahí está él,
para sorpresa nuestra, volviendo a nuestro encuentro.

La última vez que hablamos, ha hecho un año,
Él había perdido la cabeza,
entonces nosotros le ofrecimos lágrimas.
A pesar de todo, intentamos con todas nuestras fuerzas hacer lo que pudimos
por el amigo que pensábamos se había marchado para bien…

Pero cuando nos damos una vuelta,
bien, ahí está él,
para sorpresa nuestra, volviendo a nuestro encuentro.

TIMBER, NAILS AND TEARS

How could I forget your mother’s face,
And the time it took to settle down,
As she stood there in disbelief,
While off to war, I was bound.

I’ll send you kisses across the water,
For I’d go mad if love weren’t true.
It’s hard to find someone to talk to,
Because over here, that’s what the weapons do.

I won’t send you timber, nails and tears,
Because, honey,
That kind of thing ain’t for you.

I hope you’re still running around the yard,
Picking red roses in the sun.
I know for you it’s so damn hard,
To catch the breath you’d never thought would run.
But springtime, I know, is on the move.
Oh, how I miss that old cherry tree.
Tell me all the white blossoms have bloomed,
Because over here, that’s one thing you never see.

I won’t send you timber, nails and tears,
Because, honey,
That kind of thing ain’t what you need.

MADERA, CLAVOS Y LÁGRIMAS

Cómo podría olvidar yo el rostro de tu madre,
Y el tiempo que se tomó para serenarse,
allí de pie, incrédula,
mientras, en la guerra, yo estaba preso.

Te enviaré besos a través del agua,
pues me volvería loco si el amor no fuera verdadero,
Es difícil encontrar alguien con quien hablar,
Y es que por aquí, de eso ya se encargan las armas.

No te mandaré madera, clavos y lágrimas,
Porque, cariño,
Ese tipo de cosas no van contigo.

Espero que aún corras por el patio,
cogiendo rosas rojas al sol.
Sé lo condenadamente duro que es para ti,
coger el aliento que jamás pensaste que correría.
Pero la primavera, lo sé, está merodeando,
¡cómo echo de menos el viejo cerezo!
Cuéntame que las flores blancas han florecido…
Porque, por aquí, nunca puede verse nada parecido.

No te mandaré madera, clavos y lágrimas,
Porque, cariño,

Anuncios
Comments
One Response to “Letras Traducidas 70, 71 y 72 – “The Portland Sessions”. BARNA HOWARD.”
  1. Pablo Caravaca Montero dice:

    Se echaba de menos!

    Abrazos desde el sur compañero

    El 22/09/2012, a las 10:37, “Caja de Música” escribió:

    > >

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: